fbpx

Artículo

LA FELICIDAD DE AYUDAR

Hola. Si me conoces sabes que dedico mi vida ayudar a los demás, que mi misión de vida es ofrecer el oxígeno necesario para que puedas cumplir tus metas. Mi convecimiento es que ningún ser humano debe pasar por la Tierra sin cumplir sus sueños.

Cumplir tus deseos es fácil, en la medida que quieras. Aunque para ello pued que debas atravesar muchas capas hacia tu autoconocimiento hasta que realmente te des cuenta de lo fácil qué es cumplir cualquier propósito por lejano y difícil que parezca.

Aventura, Altura, Escalada, Montaña

Muchas personas están bloqueadas en una profunda tristeza, desvalorización, resentimiento o sensación de desmerecimiento. La buena noticia es que todo eso es mentira, no es más que una sensación irreal.

Sí, se perfectamente que parece muy real. Por eso es importante que lo sigas viviendo así como real, hasta que despiertes. Lo cierto es que según nos hartamos de sufrir nos atrevemos a indagar lo suficiente para acabar con la frustración vital.

Tu estado natural es ser feliz y en el fondo siempre lo has sabido. Lo único que te impide serlo es tu aferramiento a tus opiniones. Cuando te apegas a tus creencias y otorgas de validez absoluta a tus pensamientos sufres. En realidad no hay otra causa del sufrimiento que tus propias creencias. Por tanto no hay otra forma de crecer, de progresar y de conseguir tus sueños que tomando conciencia de tus propias creencias y disolviéndolas.

Las creencias son infinitas. Pero conforme te vas transformando de dentro a fuera vas descubriendo que cada vez es más sencillo deshacerse de ellas. Como cualquier cosa en esta vida, es cuestión de práctica.

Hay muchas creencias que te impiden ser abundante. Pero entre todas ellas hoy te quiero mencionar dos que en mi experiencia son fundamentales:

1. Debo cobrar por mi trabajo/No debo trabajar gratis.

                2. No tengo dinero para pagar mi transformación personal.

Estas creencias pueden mantenerte bloqueado mucho tiempo. Incluso establecerte una vida entera en una situación de continua procrastinación sin avanzar en absoluto y sin dirigirte a cumplir tu propósito.

Manos Unidas, Comodidad, Manos, Personas

Si te aferras a que debes de cobrar por tu trabajo (cosa que es digna y cierta porque vivimos en un mundo en el que es necesario el dinero y es muy bueno ganar mucho dinero), puedes caer en el extremo de pedir dinero por todo y realmente perderte algunas oportunidades muy enriquecedoras. Cuando crees que no debes trabajar gratis y te apegas a ello puede que estés dejando pasar la ocasión de ayudar a muchas personas. Hay un momento en el que es importante valorar porque hay algo muy cierto y es que trabajar por dinero nos hace infelices. Es algo demostrado científicamente.

Trabajar por dinero te va a producir placer, hacerlo para ayudar a los demás te da felicidad.

Cuenta Martin E. P. Seligman en su libro La auténtica felicidad que los estudiantes de una de sus clases se preguntaron si la felicidad procedía de la amabilidad más fácilmente que del hecho de divertirse. Seligman, como buen profesor, invito a sus alumnos a que lo comprobaran. y los resultados fueron sorprendentes. Cito textualmente: “los rescoldos de la actividad “placentera” -salir con los amigos, ver una película o comer un montón de helado de chocolate- palidecían en comparación con los efectos de una buena acción”.

Ayudar a las personas a sentirse mejor, altruistamente, sin expectativa y sin esperar nada a cambio es el secreto de la auténtica felicidad. Esto no quiere decir que dejes de ganar dinero por tu trabajo. Es importante un equilibrio. Aunque de lo que no tengo duda es que cuando tu vida la dedicas plenamente a servir al resto de las personas, se acaban tus preocupaciones económicas. Jamás serás tan feliz y por ende tan abundante, porque te aseguro que el universo te lo devuelve. Aunque mucho ojo en no caer en la siguiente trampa del ego. Hacer las cosas con la intención de que la vida te lo devuelva. En ese caso hay expectativa y eso te proporcionará efímero placer pero no verdadera felicidad.

Hoy quiero romper definitivamente mi creencia de que no debo trabajar sin cobrar y redefinir los términos. Por supuesto que el trabajo se cobra, tenemos que comer. Pero no se puede acaso combinar ese trabajo remunerado con seguir ayudando a los demás, a aquellos que no disponen de medios para pagar, que les da miedo la carencia o simplemente deciden no pagar por su transformación personal. En mi opinión, las creencias no existe más que en nuestras mentes. Pero no es menos cierto que muchas personas creen a pies puntillas que gastarse su dinero en su propio crecimiento no es rentable.

Hoy te quiero proponer un trato que nos hará crecer a los dos y que ayudará a transformar la vida de muchas personas. Voy a hacer una acción de desapego de mi creencia de que no debo trabajar sin cobrar a cambio de que tú pongas voluntad en desaferrarte de tu creencia que dice que no tienes dinero para invertir en tu transformación personal.

Mi propuesta es que adquieras una consulta online gratuita conmigo de 20 minutos. Y por esta vez, solo te voy a pedir que te comprometas contigo a mejorar, a transformarte a evolucionar y a devolver el favor a alguien, como tú quieras. ¿Qué te parece el trato?

Trabajaré sin cobrar, por el mero placer de ayudar. Te ayudaré a impulsarte hacia una vida mejor. A cambio tú le devuelves el favor a alguien del modo que quieras o con tu propio trabajo, aplicando tus habilidades, ayudando a ese amigo con esa mudanza, escuchando a esa amiga que tanto lo necesita, dándole a tu madre ese cálido abrazo que siempre te pide. Como quieras, tú decides. Así ganamos todos. Así seremos felices, regalando felicidad.

Si mi propuesta te parece bonita (te repito que no hay truco). Escríbeme a mi correo contacto@aureliolopezgomez.com y concretaremos una cita online de 20 minutos para este próximo viernes día 11 por la mañana.

En esa sesión:

1. Me plantearás tu dificultad o bloqueo concreto de economía personal, desarrollo profesional, asuntos amorosos y relacionales o conductas y sintomatología.

2. Analizaremos las posibles causas.

3. Estableceré la viabilidad de solución.

4. Te llevarás acciones concretas para empezar a trabajar(te).

Entiendo que esto te pueda parecer extraño en el mundo en que vivimos. Lo hago escuchando a mi corazón.

Lo más importante he limitado las plazas a 8 personas por mi disponibilidad horaria.

Así pues, te regalo 20 minutos de tiempo a cambio de que me prometas que se los regalarás a alguien. Luego, si te apetece puedes compartir la experiencia en mi grupo de facebook TRANSGENERACIONAL APLICADO Y PSICOGENEALOGÍA para enriquecer aun más a otras personas. Si no deseas hacerlo no es necesario. Aunque es una forma bonita de ayudar, prefiero que decidas libremente.

Si aceptas el trato escríbeme a contacto@aureliolopezgomez.com y pon en el asunto LA FELICIDAD DE AYUDAR. Te responderé diciéndote la hora a la que conectaremos. Recuerda solo 8 personas serán las afortunadas. Atenderé por orden de solicitud.


Aurelio López Gómez

Escritor, conferenciante formador y consultor en Transgeneracional y Crecimiento personal.
Actualmente tiene publicados dos libros (Transgeneracional aplicado y Reflexiones de un coach de mierda) y cinco ebooks, e imparte conferencias, formación y consultas tanto presencial como online sobre Transgeneracional y Crecimiento Personal.

Comentarios (0)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus hábitos de navegación. Si sigues navegando, consideraremos que aceptas su uso. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies